Noticias

Volver a Tenis Noticias
Imprimir
17 de mayo de 2013

La familia Blade copa los éxitos internacionales

Las raquetas de tenis Blade de Wilson conquistan la escena internacional con Serena Williams y Pablo Carreño  

 La número uno del mundo retuvo su título del Madrid Open y ganó por sexta vez el Torneo de Miami con la Blade 104

El español Pablo Carreño vive momentos de progresión y grandes resultados, empuñando la Wilson Blade 98

La exitosa familia de raquetas Blade de Wilson vive momentos dulces gracias a las últimas conquistas de sus tenistas más internacionales, con la número uno del mundo Serena Williams al frente. La menor de las hermanas Williams sigue engrandando su impresionante palmarés, empuñando la Blade 104, un modelo que gracias a su longitud extra y a su manejabilidad permite un mejor contacto con la pelota y mayor alcance en los saques y las voleas. Diseñada para jugadores contundentes y agresivos, esta raqueta ofrece a Serena un máximo control en su juego. La Blade 104 proporciona una extraordinaria potencia en los golpes, así como un swing rápido desde la línea de fondo, buenos efectos y velocidad y elimina las vibraciones fuertes.

Serena, que en las últimas semanas ha conseguido proclamarse por sexta vez campeona del Torneo de Miami tras derrotar en la final a María Sharapova en tres mangas y retener su título del Madrid Open nuevamente ante la tenista rusa, tiene en la Blade 104 a una de sus mejores armas para seguir mandando en el panorama internacional. Sus ya 50 títulos individuales y 15 de Gran Slam no podrían entenderse si la tenista norteamericana no contara con el mejor complemento para su juego. Con la Blade 104, Serena se siente inmensamente cómoda gracias a su tecnología Amplifeel y su patrón de encordado que proporciona una respuesta viva y cómoda. 

Pablo Carreño y la Blade 98

La Wilson Blade 98 le sigue a la zaga. Sólida también en el impacto, este modelo aporta el máximo control sobre la dirección y la profundidad de la pelota, así como en los golpes en la red. Y de esa maestría está dando muestras la nueva revelación del tenis español Pablo Carreño que con la Blade 98 ha sacado lo mejor de su juego en su reaparición este 2013. Con cincuenta victorias -sumando fases previas- y solo cuatro derrotas, esta temporada está siendo de libro para el tenista de Wilson. Con siete títulos de Futures, su primera victoria en el Godó y sus primeras semifinales en un torneo ATP, con victoria incluida ante todo un top-25 en el Open Portugal, Carreño vive momentos de gloria deportiva y personal después de que una lesión estuviera a punto de apartarle de la práctica del tenis en 2012. Se operó de la espalda y estuvo seis meses en el dique seco, para ahora volver con más fuerzas que nunca.

Con la Blade 98, Carreño contiene las duras recepciones y saca provecho de su agresividad en la pista. Actualizada con Amplifeel para mejorar la sensibilidad y una nueva construcción para un mayor rendimiento, la elección no podía ser mejor. 

.