Volver a Tenis Noticias
Imprimir
29 de octubre de 2013

Serena Williams, temporada de ensueño empuñando una raqueta Blade

Con la victoria en el Masters, la tenista de Wilson ha puesto la guinda a una temporada de récord: 11 títulos, dos de ellos de Grand Slam, 13 finales y récord de ganancias

Serena cierra el curso como la número uno del mundo de mayor edad, a sus 32 años y un mes

29 de octubre 2013.- Una temporada de ensueño. La tenista de Wilson Serena Williams ha cerrado el curso de la mejor de las maneras posibles: ganando el Masters por cuarta vez y confirmando su reinado indiscutible esta temporada, en la que ha ganado 11 títulos y se ha afianzado en el trono de la clasificación mundial como número uno, siendo además la número uno del mundo de mayor edad. Todo ello empuñando una raqueta Wilson de la familia Blade.

Este fin de semana en Estambul la estadounidense ganó el Masters al derrotar en la final a la tenista china Na Li, por 2-6, 6-3 y 6-0. Después de superar en semifinales a la serbia Jelena Jankovic, Serena fue capaz de remontar ante Li y ganar el encuentro tras dos horas y nueve minutos, para convertirse en la cuarta jugadora que gana el WTA Championships cuatro o más veces (2001, 2009 y 2012), empatando con la estadounidense Chris Evert, a uno de la alemana Steffi Graf y a cuatro de la estadounidense de origen checo Martina Navratilova. Leyendas de la raqueta a las que Serena ya persigue de muy cerca.

Una vez más la tenistas estadounidense demostró su condición de mejor jugadora del mundo, a pesar de sus 32 años y un mes, y en la final de mayor edad de un Masters. Serena llegaba a la cita que reunía a las ocho mejores raquetas de la temporada tras ganar antes en Roland Garros (Grand Slam), US Open (Grand Slam), Brisbane, Miami, Charleston, Madrid, Roma, Bastad, Toronto, y Pekín, y disputar en total 13 finales. Unos excelentes resultados que han hecho que Serena acabe la temporada como primera del mundo por tercera vez, y con unas ganancias de 12.385.572 dólares, nuevo récord, y tercera cifra más importante de la historia del tenis masculino o femenino solo superada por el serbio Novak Djokovic.

.