INFORMACIÓN DESCLASIFICADA DE LABS HISTORIAS DE INNOVACIÓN DE WILSON LABS: TRINITI

UNA MEJOR PELOTA
PARA EL PLANETA

UNA MEJOR PELOTA PARA EL PLANETA

 

En muchos sentidos, la pelota de tenis podría considerarse el héroe olvidado de este deporte. Cuando un partido va mal, los jugadores no le echan la culpa a la pelota. Pero a la pelota tampoco se le atribuye nunca la victoria. La satisfacción de los jugadores con el rendimiento de la pelota de tenis ha supuesto que apenas haya habido innovado en el ámbito de las pelotas de tenis durante los últimos 50 años; las únicas modificaciones significativas son el cambio de color de la pelota de blanco a amarillo y el cambio de embalaje, ya que antes se usaban latas de aluminio y ahora son de plástico.

Pero Wilson LABS no sigue la idea de "si funciona, no lo arregles". Así que el equipo empezó a pesar en qué pasaría si pudiesen reducir el impacto ambiental del embalaje de las pelotas de tenis y si consiguiesen que una pelota funcionara sin usar una lata presurizada. El embalaje de plástico y metal se ha utilizado durante años para mantener la presión dentro de la lata, pero ¿y si consiguiesen fabricar una pelota que no necesitase toda esa presión? ¿Y si consiguieran que esa pelota recién empaquetada tuviera el mismo rendimiento que la del US Open? ¿Y si fuesen un paso más allá y diseñaran la pelota para una durabilidad excepcional? El equipo estaba entusiasmado ante la posibilidad de desafiar el statu quo estancado y dar un gran paso hacia la sostenibilidad.

¿Pero era posible? Había una forma de averiguarlo.

El equipo de LABS sabía lo que tenía que hacer: crear una pelota de tenis con un rebote que no solo fuese tan vivo y consistente como el de una pelota de alto rendimiento, sino que además fuese capaz de mantener estas características fuera de una lata de plástico presurizada.

Principales características de la Triniti:
rebote, consistencia
y durabilidad

El equipo de LABS tiene un gran conocimiento y sabe lo que todos los consumidores y profesionales buscan en una pelota de tenis: un rebote animado y un rendimiento coherente durante todo el partido. El objetivo era lograr ambos equilibrios con el nivel adecuado de durabilidad en una pelota que pudiera vivir fuera de una lata presurizada. Para conseguirlo, el equipo sabía que optimizar el núcleo era fundamental.

El equipo colaboró con Dow Chemical Company para integrar un plastómero de baja densidad en el compuesto de caucho existente en el núcleo de la pelota. De este modo, consiguieron que el producto adquiriese las características de rebote y jugabilidad deseadas, sin la cantidad de presión habitual. El nuevo núcleo presenta una pared más gruesa, pero su estructura ligera hace que el rendimiento de la pelota siga siendo como el de antes. Como referencia, el núcleo de la pelota estándar US Open Extra Duty es de 3,4 mm, el nuevo núcleo de la Trinti es de 4,8 mm: aproximadamente un 40 % más de grosor de pared.

Además de conseguir que la pelota sea más viva y consistente, el aumento del grosor de las paredes acercó la masa de la pelota al centro del núcleo, lo que disminuye el momento de inercia y permite a los jugadores jugar con más efecto mientras aplican menos energía.

LA DIFERENCIA SE NOTÓ

En su búsqueda por lograr una pelota de alto rendimiento consistente, el equipo decidió probar si cambiar la sensación podría mejorar el rendimiento de la pelota de algún modo significativo. ¿El resultado? Un nuevo "fieltro elástico" llamado "STR Felt" que es un 50 % más flexible que el fieltro de las pelotas de tenis estándar, lo que proporciona al jugador más sensación en el contacto.

¿QUÉ SIGNIFICA ESTO?

El nombre “Triniti" proviene de que la pelota es sostenible, de alto rendimiento y  duradera".

Gracias a la combinación del nuevo material del núcleo con un fieltro más flexible, la jugabilidad de la pelota fue igual de viva que la de cualquier pelota estándar del mercado, lo que permitió la primera pelota de alto rendimiento capaz de vivir fuera de una funda presurizada.

Gracias a estas dos innovaciones, la Triniti mantiene su sensación de pelota fresca 4 veces más tiempo. El nuevo material de plastómero del núcleo permite que la pelota juegue de manera más consistente de un punto a otro, de un juego a otro y de un partido a otro, lo que permite a los jugadores centrarse más en jugar y menos en la pelota de tenis.

Lo más emocionante: ya no se trataba solo de la pelota. Una vez que el equipo de LABs estuvo satisfecho con la pelota en sí, los equipos de productos y diseño de Wilson comenzaron a trabajar en el nuevo embalaje sostenible de la pelota. Para crearlo, Wilson se asoció con el principal proveedor mundial de materiales de embalaje sostenibles: BillerudKorsnäs. Juntos desarrollaron un paquete totalmente reciclable hecho de materiales con certificación FSC: el primero de su tipo en el sector de las pelotas de tenis de alto rendimiento.

El equipo de LABs confiaba en que el rendimiento de la pelota estaba en buen lugar, pero era el momento de ponerlo a prueba. La única manera de saber realmente cómo se desempeñaba la pelota era dándosela a los jugadores.

"Los mejores jugadores del mundo son capaces de percibir incluso las diferencias más pequeñas en las características y el rendimiento de la pelota".

- Chloe Lee

INGENIERA DE MATERIALES AVANZADOS
EXJUGADORA DE TENIS DE LA DIVISIÓN I DE LA NCAA

La gran mayoría de los jugadores universitarios y del tour son capaces de diferenciar los cambios en el equipamiento. El equipo de LABs decidió realizar una prueba de juego a ciegas; es decir, no mencionaron nada sobre las características de la pelota para evitar cualquier percepción preconcebida. El equipo de LABS puso a la Triniti en marcha, realizando extensas pruebas con jugadores de tenis de la ATP, la WTA y la NCAA. ¿El veredicto? Durante toda la prueba, ni un solo jugador mencionó nada sobre la presurización de la pelota.

Casi el 50 % de los jóvenes y adultos
prefirieron esta pelota a la del US Open

7 de los 10 mejores jugadores del Tour
prefirieron la Triniti en lugar de la pelota US Open
en las pruebas de juego en la pista

Lo que comenzó como una misión para crear un embalaje de pelota más sostenible dio paso a la primera gran innovación en la tecnología de las pelotas de tenis en medio siglo. Wilson LABS logró crear una pelota de tenis de alto rendimiento en un embalaje totalmente reciclable. De este modo, Wilson se convirtió en la primera marca de tenis que dio un paso importante hacia un futuro más sostenible para este deporte.

Todo sobre Clash

Todo lo que necesitas saber sobre la nueva  raqueta de tenis de Wilson que cambia el juego...